domingo, 30 de noviembre de 2014

Pechuga a la cazuela rellena de poblano y champiñones

Pechuga rellena de poblano y champiñones

Una práctica idea para cocinar pollo, rellena con un rico chile poblano, queso y champiñones guisados, la combinación de sabores es maravillosa, no tiene tanta grasa y es ideal para una buena cena como plato principal, te hará quedar bien sin trabajar mucho. 

El día de ayer les compartí la manera en que se lamprean los chiles poblanos, con el queso que más les guste, o el relleno que se les antoje, es curioso, creo que hasta ahora se me vino a la cabeza el término "lamprear" que creo que es el correcto, y el que debí de haber utilizado, no "capear", me parece que el cansancio me hizo una jugarreta  y hasta este momento que estoy escribiendo esta receta me he dado cuenta, jeje, a veces pasa, les ofrezco una disculpa por esa falta de atención y cuidado, ya ni porque una persona que admiro y estimo, y que también tiene un blog de cocina que me encanta leer, me hizo un acertado comentario, no me cayó el veinte... bueno unas horas después sí... gracias Sonsoles Furones, y aquí dejo el enlace para su blog de cocina para que lo lean, si les apetece y entiendan la razón de mi admiración... Cocina Con Vistas

Y pues precisamente al cocinar esos chiles "lampreados" me ha quedado uno, y estaba tan solito y era difícil que a todos nos tocara una porción decente, así es que lo que se me ocurrió fue utilizarlo como un delicioso relleno para una pechuga de pollo, espero que les guste. 

Ingredientes: 
Pollo en supremas  (pechuga sin hueso)
Champiñones fileteados
Sal y pimienta al gusto 
Ajo en polvo al gusto 
2 Tomates picados en gajos 
Cebolla fileteada al gusto 
Un poco de aceite de oliva

Procedimiento: 
Abrimos un poco las supremas de pechuga de pollo, para poder introducirles el relleno, si no están muy bien formadas, no se preocupen, las podemos abrir un poco y extenderlas y doblarla como si fuese empanada. 

Los champiñones los cocino un poco con aceite de oliva, ajo en polvo, sal y pimienta, los salteamos y los reservamos. 

Llegó el momento de armar este sencillo y delicioso plato, sólo colocamos un poco de chile poblano partido en rajas, con todo y queso, colocamos encima champiñones guisados y cerramos el pollo con la ayuda de un palillo de dientes, salpimentamos el pollo por ambos lados. 

Calentamos un poco de aceite de oliva en una sartén y colocamos el pollo, los gajos de tomate y cebolla junto con el pollo, dejamos que dore un poco por ambos lados y lo tapamos, bajamos el fuego, y dejamos cocinar por unos 8 minutos, o hasta que el pollo esté totalmente cocido, esto variará dependiendo el grosor del pollo. 

Listo!! servimos acompañado de una rica ensalada verde o de arroz guisado de su preferencia, o qué tal un rico puré de papa... genial no? todos volvimos a disfrutar el delicioso sabor del chile poblano relleno con un plus, la pechuga de pollo y los champiñones, qué bien!! 

Si no tienen muchas ganas de ponerse a lamprear un chile poblano, y seguir toda la técnica de asado y limpieza, bien pueden utilizar el chile, sólo lavado, desvenado y sin semillas, cortado en rajas delgadas y colocarlo con rebanadas de queso que sea de su preferencia y los champiñones salteados dentro del pollo, les quedará igualmente delicioso!!