lunes, 3 de noviembre de 2014

Plátanos Dorados

Plátanos Dorados

Unos ricos plátanos dorados, con una capa crujiente que te encantará, los puedes comer solitos, o con una buena cantidad de leche condensada o jarabe de chocolate o mermelada o miel de abeja... qué les parece? 

Este tipo de plátanos me los encuentro comúnmente en los restaurantes de comida Brasileña, y entre espada y espada siempre es una delicia comer un pequeño bocado de uno de ellos.... bueno aunque les confieso que mis niñas y mi marido no se comen un solo bocado eh? les encantan... 

Ingredientes: 
Plátanos Tabasco no muy maduros, de consistencia firme 
Hojuelas de Cereal de Maíz
Aceite en areosol o aceite para freír el suficiente para sumergir 
Huevo batido 
Complementos para servir como leche condensada, jarabe de chocolate, mermelada, miel de abeja y/o helado del sabor de tu preferencia. 

Procedimiento: 
Plátanos Dorados
En realidad son muy sencillos, pero los puedes preparar de dos maneras, fritos, sumergidos en aceite, de preferencia en freidora o en una cacerola con una muy buena cantidad de aceite o bien, como los preparé en esta ocasión, en una charola para hornear, rociados con un poco de aceite en aerosol y horneados hasta que doren. 

Les confieso que quedan más ricos en su consistencia si los fríen en la freidora, pero resultarán mas calóricos, en el horno tienden a resecarse un poco de adentro o a sobrecocinarse si excedes el tiempo de horneado, y en la freidora en realidad sólo hay que dorarlos por afuera y listo... una rápida fritura, así quedarán de muy buena consistencia por dentro, así es que te recomiendo que hagas la prueba de las dos formas y tu decides cuál es la que más te agrada. 

Para comenzar con la receta, es necesario moler el cereal, a mi me gusta dejarlo en su bolsa, pues ésta es más gruesa y pasarle el rodillo varias veces hasta lograr que quede polvoso, no es necesario dejarlo tan molido, lo puedes dejar a tu gusto, si deseas que tenga alguno que otro trocito más grande de hojuelas de cereal está perfecto, o si lo quieres más molido, será tu elección. 

Enseguida batimos el huevo para pasar por él los plátanos sin piel, procura que quede bien empapado y que los plátanos estén firmes no muy maduros. 

Los escurrimos un poco y los pasamos al cereal molido, los cubrimos perfectamente con él y los acomodamos en una charola, con cuidado pues es fácil que nos traigamos con los dedos de donde los sostengamos el huevo y el cereal y si esto sucede no quedarán bonitos. 

Cuando hayamos colocado los plátanos en la charola los rociamos con un poco de aceite en aerosol y los horneamos hasta que doren. Como unos 10 minutos aproximadamente. 

Si los freímos procuremos que el aceite esté a buena temperatura para que el plátano no absorba tanta grasa y la fritura sea pareja, recuerden que es un breve tiempo, sólo se trata que el huevo se cocine y que el cereal se dore. Ustedes decidan qué método utilizar. 

Recuerden que los pueden servir acompañados con leche condensada, miel de abeja, jarabe de chocolate, miel de maple, o mermelada, también quedan deliciosos con una rica bola de helado del sabor de tu preferencia. Qué tal eh? deliciosos verdad?