martes, 2 de diciembre de 2014

Crema de Tomate Expréss

Crema de tomate
Hay días que llega uno a la carrera, el día anterior hubo tanto trabajo que fue imposible adelantar la comida para el día siguiente y para colmo es final de quincena y prácticamente ya uno no tiene nada en la alacena, pues falta tiempo para resurtir los víveres, así es que hay que improvisar y cocinar algo delicioso y reconfortante (pero sin que se den cuenta que has tenido que resolver muchos problemas para lograrlo....)

Esta crema es un verdadero salvavidas, pues es deliciosa, rápida y fácil de preparar, y créeme que con lo que tengas en la alacena lo lograrás... 

Cuando la preparo creo que mi hija menor me pide un segundo plato y hasta para la cena pregunta si todavía hay crema de tomate, le encanta con galletitas de soda o trocitos de pan. 

Ingredientes: 
1 Lata de Puré de Tomate 
1 cucharadita de mantequilla 
2 Tazas de Leche 
2 Tazas de Caldo de Pollo (si no tienes, puedes utilizar agua purificada, quedará menos nutritiva pero te sacará de apuros)
2 Cucharadas de Fécula de Maíz o Harina de Arroz (para espesar) 
Sal y pimienta al gusto 
Galletas de soda o pan para acompañar 

Procedimiento: 
Comenzamos diluyendo el harina de arroz o la fécula de maíz en un poco de leche fría; posteriormente fundimos la mantequilla en una cacerola y agregamos el puré de tomate, cocinamos un poco y añadimos la leche, el caldo y la mezcla de harina de arroz o fécula de maíz y leche, mezclamos perfectamente y sazonamos con sal y pimienta al gusto, cocinamos a fuego bajo moviendo regularmente para que no se pegue en el fondo la crema, debe de espesar y quedar como atole, o de la consistencia que a ustedes les agrade, pues sé de persona que les gusta ligera esta sopa, ustedes deciden, a mi me gusta espesa, creo que queda más rica, con algo de consistencia. 

Para servir simplemente acompáñenla con trocitos de galletas o de pan, en verdad es deliciosa, reconfortante, fácil y rápida de preparar, más ahora que comienza el frío y el ir y venir de la vida en ocasiones no nos permite dedicar más tiempo a la cocina con platos elaborados, así es que esta receta es ideal para los días de apuro. 

Recuerden que si no tienen caldo de pollo, no se preocupen la pueden preparar con leche y agua purificada, el único inconveniente es que no quedará tan nutritiva, pero sí deliciosa!! así es que de vez en cuando que hagamos trampa con los caldos no hace daño verdad?